Un deseo no cambia nada.
Una decisiĆ³n lo cambia todo.